Arabia Saudita

Cometas en el desierto

Escrito por Nouf Aldossary
Riyadh, Arabia Saudita

¿A dónde iriras si inventaste la primera máquina del tiempo? ¿Cuantos años atrás te gustaría ir? En el desierto de arabia saudita occidental ay una colección de estructuras que están esperando tu visita. Referido como el trabajo de los viejos por los nativos beduinos, estos geoglifos sirven como un recordatoria de un pasado misterioso.

Formado por muro de pierda seca, estos diseños son tan enormes que solo se pueden ver con una vista elevada. Aunque han estado formado por milenios, no fue hasta la década de 1920 que pilotos lo dieron a conocer al público. La reciente disponibilidad de programas como Google Earth y fotos de estos diseños han creado mucho interés.

Dos motivos comunes son una rueda y una cometa. Se cree que datan de la época neolítica (aproximadamente 1500 a 2000 AC). Su edad los hace cientos de años mayores que las líneas de Nazca en Perú , que se formaron por la eliminación de piedras en lugar de la colocación cuidadosa de ellas.

¿Por qué cometas?

Podemos saber qué edad tienen estas estructuras de cometas en el desierto, pero ¿para qué sirven? Una teoría popular es que desempeñaron un papel en la caza del juego salvaje, probablemente la extinta gacela persa. Debido a que las colas de las cometas pueden tener varios kilómetros de largo, estrechando gradualmente en recintos triangulares más pequeños, los estudiosos creen que las formas en el extremo de los embudos podrían haber atrapado las manadas en movimiento.

Curiosamente, el 95% de las cometas encontradas más al norte en Jordania se estrechan de sureste a noroeste, lo que habría sido la ruta de migración estacional para la mayoría de los animales. Algunos recintos también tenían accesorios circulares de varios metros llamados persas podrían haber atrapado a los cazadores o a sus presas.

Importancia histórica

Una teoría intrigante que explica por qué cada cometa tenía varias persianas también destaca un punto de inflexión en el ser humano en la historia. Posiblemente, las estructuras circulares eran corrales para retener a los animales capturados hasta que la familia necesitaba comérselos. Este encarcelamiento sería el primer paso hacia la domesticación de animales. Quizás varias familias tenían cada una su propio corral, lo que significa un esfuerzo colaborativo organizado entre una comunidad que se estableció durante un período de tiempo en un solo lugar.

Censo de cometas

La ubicación de estas cometas en todo el Medio Oriente es extensa. Con una población de más de 2.000, se pueden encontrar desde el norte de Siria a través de la península arábiga hasta Yemen. Un erudito que ha estudiado aquellos en Jordania estimó que su longitud total es de 3780 km (2849 millas), lo que suma hasta la mitad del volumen de piedra de la Gran Pirámide en Gaza.

En Arabia Saudita, se concentran en la antigua región de campos de lava conocida como Harrat Khaybar , ubicada en la mitad occidental del país. Ahora un árido paisaje de lava basáltica endurecida, el clima más húmedo habría soportado la vegetación durante el tiempo de la construcción de las cometas.

Tal vez las piedras formaron una base para la inserción de polos y ramas. La valla resultante, por lo tanto, pudo haber asegurado animales grandes usando materiales fácilmente disponibles

Preocupaciones de conservación

Un temor entre quienes estudian estas misteriosas estructuras es que desaparecerán antes de que podamos comprenderlas verdaderamente. Por ejemplo, la comparación de fotografías aéreas del paisaje jordano de la década de 1950 con la actualidad revela que el desarrollo agrícola ha destruido docenas de cometas. Como resultado, los científicos están trabajando diligentemente para catalogar la mayor cantidad de información posible.

Nuevo descubrimiento

En 2017, este esfuerzo de investigación llevó al descubrimiento de un motivo completamente nuevo en el Harrat Khaybar, un rectángulo largo, llamado puerta. Con un total de casi 400 en número y que van desde los 13 a los 518 metros de largo, estas puertas podrían tener una antigüedad de 9,000 años. Aunque se pueden explorar muchos detalles a través de Google Earth, los arqueólogos van a tener que examinarlos en el campo para poder descifrar por completo sus secretos.

Traducción de Adam Garzon, Carolina del norte, EEUU

Copy link
Powered by Social Snap