Filipinas

Una vida en el Mar Sulú

Escrito por Chadd McGlone
Chapel Hill, NC, Estados Unidos

Los Bajau viven, no sobre, cerca o al lado, sino en los mares del Pacífico Sur subsistiendo con los peces que atrapan y los suministros que reúnen de islas cercanas. Al vivir literalmente en el agua, algunos Bajau pasan su vida entera junto a su familia en los barcos lepa-lepa que regularmente miden tan sólo 15 pies de largo y cinco de ancho. El promedio de miembros por familia es de cuatro a ocho personas.

La vida sobre el mar

Un día típico comienza al amanecer cuando el patriarca despierta a su familia para emprender el viaje hacia el punto de pesca. Todos los Bajau pescan juntos utilizando redes y lanzas hechas a mano. El padre bucea para arponear los peces, aguantando hasta cinco minutos sin respirar. Al emerger, él tira su captura al barco para que los niños y la esposa se unan a limpiarlos. Lo siguiente es cocinar los pescados sobre un fuego pequeño en la popa de la nave.

Después de una comida rápida, la familia quizá viaja a una isla cercana para recolectar suministros y agua. De igual forma juntan ramas y madera, que los madereros locales ya no utilizan, para reparar su bote. Las comunidades de los Bajau construyen pozos que comparten entre ellos y la madre es la encargada de llevar al hijo más grande para cargar la mayor cantidad de agua que puedan aguantar.

Las viviendas permanentes

En comparación con estas familias marítimas, otros Bajau se han mudado a viviendas permanentes y montadas en pilotes a la orilla de varias islas. Los refugios son construidos por ellos mismos mientras utilizan madera local y los soportes de las casas son formados con ramas de palma ancladas en el suelo marino. Así mismo, los residentes tejen hojas de palma para formar paredes resistentes al viento y la lluvia.

Las comunidades de viviendas construidas sobre pilotes contienen pozos que miden de 40 a 50 pies cuadrados y se encuentran conectados por varios senderos. Cada vivienda está enteramente rodeada por agua y provee refugio para 10 o 15 personas.

La economía de estas comunidades está basada casi exclusivamente en las ganancias obtenidas de la crianza de criaturas marítimas. Una particular delicadeza Bajau es el pepino de mar: un pescado insípido y masticable que toma el sabor de cualquier cosa en lo que sea cocinado. Muchos amantes del pepino de mar dicen que es un gusto adquirido, uno que muchos nunca han podido tomar. ¡Tal vez esta sea la única vez en la que no debas comer tus vegetales!

Traducción de Lucía Dávila, Ciudad de Guatemala, Guatemala

Preguntas de matemática

  1. Si yo viviera junto a los 6 miembros de mi familia en un barcos lepa-lepa ¿Cuánto espació podría ocupar para dormir?
  2. En grupos, utilicen una cuerda para trazar un barcos lepa-lepa en el suelo. Luego, decidan ¿Cuánto espacio utilizaría para la cena? ¿Dejarían otro espacio para cocinar y para hacer la limpieza?
  3. Dibuja en papel el diseño de una de las casas de los bajau para 12 personas. La casa no puede ser mayor a 50 pies cuadrados. ¿Qué dimensiones utilizarías? Recuerda dejar lugar para el baño en el extremo opuesto de la entrada.
  4. Si 15 personas viven en una casa y 9 viven en otra ¿Cuál es el total de personas viviendo en las dos casas?
  5. ¿Cuánta madera, herramienta y cuántas personas se necesitan para construir un barco lepa-lepa de 15×5 pies?

Preguntas de justicia social

¿Consideran justo que los niños Bajau estén obligados a asistir a la escuela? ¿Por qué creen que los niños necesiten la educación?

Recursos

  1. Página de Wikipedia sobre los Bajau
  2. Artículo en línea del Daily Mail que incluye fotografías de niños Bajau